El   aluminio   es   el   tercer   elemento   químico   más   común   encontrado   en   la   corteza   terrestre. Los    compuestos    de    aluminio    forman    el    8%    de    la    corteza    terrestre    y    se    encuentran presentes   en   la   mayoría   de   las   rocas,   de   la   vegetación   y   de   los   animales.   Este   metal   posee una   combinación   de   propiedades   que   lo   hacen   muy   útil   en   ingeniería   de   materiales,   tales como   su   baja   densidad   y   su   alta   resistencia   a   la   corrosión.   Mediante   aleaciones   adecuadas se   puede   aumentar   sensiblemente   su   resistencia   mecánica. Es   buen   conductor   de   la   electricidad   y   del   calor,   se   mecaniza con   facilidad   y   es   relativamente   barato.   Por   todo   ello,   es   el metal   que   más   se   utiliza   desde   mediados   del   siglo   XX   después   del   acero.   La utilización    industrial    del    aluminio    ha    hecho    de    este    metal    uno    de    los    más importantes,   tanto   en   cantidad   como   en   variedad   de   usos,   siendo   hoy   en   día   un material muy polivalente. El   uso   que   nos   ocupa   es   la   fabricación   de   ventanas   y   otros   cerramientos.   Para ello,   se   deben   de   conseguir   los   perfiles   necesarios   mediante   un   proceso   llamado extrusión,   que   consiste   en   dar   forma   o   moldear   una   masa   haciéndola   salir   por una    abertura    dispuesta    para    conseguir    perfiles    de    diseño    complicado.    Para conseguir   aumentar   la   resistencia   del   aluminio,   se   somete   a   los   perfiles   a   contrastes   extremos   de   temperatura, es   el   llamado   proceso   de   temple   de   los   perfiles.   Existe   un   proceso   químico   llamado   anodizado   que   permite obtener    de    manera    artificial    películas    de    óxido    de    mucho    más    espesor    y    con    mejores    características    de protección contra la acción de los agentes atmosféricos que las capas naturales.
Aluminio
Imagenes
Finalmente,   el   proceso   de   pintura   de   protección   conocido   con   el   nombre   de   lacado   consiste   en   la   aplicación   de   un   revestimiento orgánico o pintura sobre la superficie del aluminio. Al   ser   el   aluminio   un   buen   conductor   de   la   temperatura,   va   en   aumento   la   utilización   de   perfiles   de   aluminio   con   rotura   del   puente térmico   (RPT).   Para   la   mejora   del   aislamiento   térmico,   se   colocan   dentro   de   los   perfiles   unas   pletinas   aislantes   realizadas   en   poliamida que actúan como barrera entre el interior y el exterior de la ventana.
Empresa | Aluminio | Hierro | Inox | Toldos | Vidrio | Persianas | PVC | Automatismos | Trabajos Realizados | Contacto                                                           
Copyright © -2013 Aluminguez S.L.- Todos los derechos reservados - Calle Primero de Mayo, 12 - Poligono industrial Les Pedreres    03610 | Petrer | Alicante | Tlfno y Fax : 965 376 478